Monday, August 06, 2012


Recuerdo tus palabras
en la levedad del sueño:

-No es por ti ni por mí,
sino la vida…-

Como si aún tuvieras
algo que decir
en tu abrazo pleno de calor
y melancolía

(No podía verte
abrazado tras de mí,
dentadura brillante
que no pretendía morder)

Recuerdo ese calor de hogar
añorado que vuelve
y esa presencia
que guardaba mi espalda

Recuerdo esa habitación
de añicos e infancia
y mis manos acariciando
tu rostro invisible,
reconociendo sin conocer 
tu nombre

-¿Quién eres tú?-
Sólo pude preguntar
antes de que todo volviera
a perderse en la inconsciencia

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home