Friday, November 08, 2013



And the winner is...

Heliogábalo.

Pálido, pétreo y desmedido

triturado por la historia

dédalo de decadencia

bramido sordo a la nada

y una rabia de horco
y santidad

que le ensalza

sólo 18 años bastan
para deshacer costumbres

y menos todavía
para morir
muriendo


And the winner is...

todo lo que en mí todavía queda
de Heliogábalo

y toda su siniestra corte
de moralina y pleitesía traicionera

toda la imitación y la blasfemia
y todo el corazón insensato que no entiende
y ni siquiera se entiende y frivoliza
amor...
Roma
te escucha en llamas

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home